San Marcelino Champagnat

Marcelino Champagnat es el fundador de la Congregación Religiosa de los Hermanos Maristas, dedicada al apostolado de la educación.

Champagnat nació el 20 de Mayo de 1789 en una aldea perteneciente a Marlhes, diócesis de Lyon, Francia, llamada El Rosey, en el seno de una familia dedicada a las labores del campo y a la reparación de muebles del hogar. Su formación intelectual fue muy limitada y su formación teológica y espiritual la recibió en los Seminarios de Verriéres y Lyon.

La época en la que vivió Marcelino, plena Revolución Francesa, fue de gran efervescencia social y política que afectó de manera importante la educación y la religión. Su sensibilidad ante la pobreza y carencias de tipo cultural y espiritual, lo llevó a constituir su obra, que inició él mismo con la preparación de siete jóvenes campesinos que serían los primeros “Hermanos Maristas de la Enseñanza”.

Un IDEAL: la realización del hombre

Un OBJETIVO: la educación orientada a formar buenos cristianos y ciudadanos comprometidos

Un ESPIRITU: devoción a María, humildad, sencillez, modestia

Un PRINCIPIO: AMOR, “Para educar hay que amar”

Un LEMA: “Todo a Jesús por María, todo a María para Jesús”

Un MODELO: María de Nazareth educando a Jesús.

Unas BASES: la escuela, nueva metodología educativa, el trabajo, la disciplina.

Una AMBICIÓN: todas las diócesis del mundo entran en nuestros planes.

Una FUERZA: DIOS, “si el Señor no edifica la casa en vano se cansan los constructores”.