NUESTRO MODELO PEDAGÓGICO

En el Congreso Marista de Educación se señalaban los principales modelos pedagógicos que han guiado las acciones educativas a lo largo de los últimos siglos. Hoy, encuadrar nuestra acción humanista y cristiana a la luz del modelo sociocognitivo, nos da la posibilidad tanto de comprender e interpretar la teoría y la práctica educativa, como de profesionalizar más nuestro quehacer y así cumplir con mayor pertinencia la tarea de evangelizar por medio de la educación.

Modelo Humanista Social Cognitivo

Es humanista porque pone al centro de la tarea educativa a la persona humana en su integridad, haciendo énfasis en el desarrollo de la cognición y de la afectividad por igual, es decir, se centra en los fines (el para qué aprender) más que en los medios (qué y cómo aprender-enseñar). El respecto a la DIGNIDAD de la persona es el valor rector e irrenunciable de esta propuesta.

 

Es social ya que se reconoce que el aprendizaje está determinado fuertemente por el contexto concreto de los sujetos, por las interacciones entre ellos y por la finalidad misma de la educación que ha de orientarse al BIEN COMÚN.

 

Es cognitivo porque explicita y aclara cómo aprende el que aprende, qué procesos, capacidades, destrezas y
habilidades necesita para aprender.

Consideramos las capacidades y destrezas así como los valores y actitudes como fines de la educación, mientras que los contenidos y las técnicas de aprendizaje son medios para lograr aquellos objetivos.

valores - Actitudes

Capacidades - Destrezas

contenido

técnicas de aprendizaje